¿Cómo tener éxito en la transición capilar?

Aquí tienes el texto traducido en español y con el formato HTML conservado:

“`html

¡Lo has logrado! Ahora estás convencido de la necesidad de pasarte a los champús sólidos. Son naturales, ecológicos y económicos, ¡seguro que se convertirán en tu nuevo cosmético favorito! Sin embargo, a pesar de todas sus ventajas y de tus esfuerzos, el champú sólido no parece estar cumpliendo sus promesas. ¡No te preocupes! Este artículo te explicará las etapas normales de tu transición al champú sólido y te dará consejos para que sea más agradable.

Transition capillaire

¿Qué es una transición capilar?

Tu paso al champú sólido representa una transición capilar para tu cabello. No tiene nada que ver con un cambio de corte de cabello. La transición capilar es un período de tres fases en el cual tu cabello pasa de un producto de lavado líquido, pero sobre todo químico, a un producto de lavado sólido y natural. El término “transición” se utiliza para destacar la naturaleza gradual y progresiva de este período. Se trata de alejarse gradualmente de una rutina capilar perjudicial para adoptar nuevos hábitos beneficiosos.

¿Por qué tus cabellos parecen grasosos después del champú?

Han pasado menos de dos semanas desde que empezaste a usar un champú sólido, y extrañamente, tu cabello parece estar en peor estado que antes (tus cabellos se ven “grasosos”). ¿Qué pasa con todos los elogios que escuchaste sobre el champú 100% natural? ¿Podría ser una estafa? ¡No! Tranquilízate, esta fase (1) es normal y temporal.

Explicación. A medida que utilizas champús sólidos, tu fibra capilar se purifica ya que se libera de los componentes químicos presentes en los champús industriales. Estos componentes químicos daban la impresión de un cabello en perfecto estado. De hecho, tu fibra capilar estaba sofocada por una capa de silicona que te hacía creer que tenías cabellos lisos, brillantes y suaves. Esta impresión de una menor eficacia del champú sólido en comparación con su contraparte líquida se intensifica cuando estás bajo la ducha: te das cuenta de que el primero hace menos espuma que el segundo. ¡Sin embargo, esto es una buena señal! El efecto muy espumoso se logra gracias a la presencia en la composición de un tensioactivo fuerte, ya que es particularmente agresivo e irritante: los detergentes sulfatados, ¡que también se usan para limpiar los pisos! ¿Realmente tus cabellos merecen eso?

Entonces se trata de liberar tu fibra capilar saturada. Saturada porque tu cabello ya no puede recibir ni beneficiarse de los cuidados que deseas proporcionarle. En este caso, se recomienda e incluso es necesario usar un champú llamado clarificante o detoxificante. Ten en cuenta que este uso es ocasional (una vez cada 2-3 meses) ya que su acción es más limpiadora que hidratante o nutritiva. Sin embargo, marca una etapa importante: ¡el comienzo de tu transición capilar!

¿Cómo descubrir la verdadera naturaleza de tus cabellos y el champú natural adecuado?

El champú detoxificante revela la verdadera naturaleza de tus cabellos, en contraste con los champús industriales que te mantienen en una ilusión de salud. Ahora que conoces la naturaleza de tu cabello, puedes elegir un champú adecuado. Los champús sól

idos naturales están compuestos por aceites vegetales, polvos vegetales, mantecas vegetales y a veces aceites esenciales (ten en cuenta que los champús sin aceites esenciales son aptos para toda la familia, desde mujeres embarazadas hasta niños). Cada ingrediente corresponde a un tipo de cabello. Aquí tienes algunos ejemplos para ayudarte a orientar mejor tu elección:

  • El aceite de jojoba satisface todos los tipos de cabello, mientras que el aceite de ricino es recomendado para cabellos opacos y secos
  • La arcilla es ideal para resolver problemas de cabello graso, mientras que el henna protege los cabellos fragilizados
  • Las mantecas vegetales son ideales para nutrir profundamente tu melena
  • Finalmente, el aceite esencial de jengibre permite dar volumen al cabello. Si después de varias semanas de uso (hasta dos meses), la primera fase de tu transición capilar parece durar, ¡es hora de cambiar de champú! Existen tantos champús sólidos como tipos de cabello: normales, secos, grasos, con caspa, teñidos… Depende de ti encontrar el que mejor te convenga

Arriba puedes ver la composición de un champú sólido natural, que en ningún caso revela la presencia de agua, a diferencia de los champús industriales que contienen hasta un 95%. Esta información es de suma importancia para explicar las costumbres que requieren especialmente los champús sólidos. La ausencia de agua significa una alta concentración de componentes limpiadores. Aquí tienes algunos consejos, desde la aplicación del champú hasta el cepillado, que te ayudarán a hacer tu transición capilar más agradable. 

Comment utiliser un shampoing solide ?

¿Cómo usar un champú sólido?

El producto debe usarse en menor cantidad y distribuirse mejor. Por lo tanto, se recomienda espumarlo entre las manos en lugar de frotar directamente la barra en el cuero cabelludo. Además, una sola aplicación es suficiente. Consejo: lava solo el cuero cabelludo, no las puntas, para permitir que el sebo nutra naturalmente el cabello.

El enjuague es la parte más importante del lavado: notarás que los efectos no deseados del champú sólido en realidad están relacionados con un enjuague deficiente. Por lo tanto, no dudes en enjuagar abundantemente, especialmente en la parte posterior de la cabeza, una zona que a menudo se olvida. ¡Para aumentar los beneficios de los productos naturales, se recomienda un último enjuague (semanal) a base de vinagre! Mezcla una cucharada de vinagre blanco o de sidra en un litro de agua. Los últimos residuos de champú sólido se irán, dejando tu cuero cabelludo más suave (ya que el vinagre equilibra su PH) y tu cabello más brillante.

Por último, el cepillado: para asegurarte de no dejar ningún residuo de champú sólido, se recomienda cepillar el cabello mientras aún está húmedo.

Al final de esta fase, que puede durar de dos semanas a dos meses, entras en una fase (2) en la que tus cabellos recuperan la apariencia que lamentabas y por la que estabas dispuesto a terminar el primer frasco de champú industrial que encontraste. Finalmente, estás seguro de la eficacia del champú sólido. Sin embargo, prepárate para sorprenderte con los beneficios de este último cuando pases a la última fase (3) de tu transición capilar. ¡Después de un máximo de seis meses, tu cabello estará más saludable que nunca! De hecho, se habrá acostumbrado a los componentes naturales y podrá disfrutar plenamente de sus propiedades.

Ventajas del champú sólido

¡El champú sólido conquistará a tus cabellos! Además de todos sus beneficios para el cuerpo, tiene ventajas ecológicas y económicas. 

Primero, es libre de residuos, a diferencia de los champús industriales cuyas botellas terminan en miles en los vertederos. Además, al ser más compacto, reduce tu huella de carbono al permitir que se entreguen más unidades en un mismo camión. Además, al estar compuesto por productos naturales, no contamina las aguas.

También, su formato sólido evita que viertas demasiado o desperdicies el contenido del fondo del frasco. ¡Aunque sea pequeño, permite hacer de 40 a 60 lavados!

Si bien es cierto que el cambio del champú industrial al champú sólido requiere una transición capilar más o menos larga, y tendrás que cambiar tus hábitos, tu elección marca un cambio positivo tanto para el cuidado de tu cuerpo como para la preservación del planeta. A largo plazo, valdrá la pena, ¡no te desanimes! ¡Seguro encontrarás el champú perfecto para ti!

Océane N.


“`