¿Qué jabón elegir para qué tipo de piel?

¿Qué jabón sólido es adecuado para tu piel?

Por lo general, los dermatólogos recomiendan optar por jabones sobreengrasados o sin jabón para limpiar el rostro o el cuerpo. El jabón sobreengrasado tiene la ventaja de limpiar e hidratar la piel. Es un verdadero cuidado calmante e hidratante para la piel.

Para tu rostro y cuerpo, a cualquier edad, la limpieza de la piel es un paso esencial en la higiene diaria y los cuidados corporales.

Para satisfacer las necesidades de cada persona, hemos seleccionado una amplia gama de jabones sólidos.

¡Si tienes piel sensible, seca, grasa, madura… no esperes más y prueba el jabón que mejor se adapte a tu piel y preocupaciones!

¿Qué jabón sólido es adecuado para tu piel?

¿Qué jabones elegir para la piel seca?

Para nutrir las pieles secas, es necesario proporcionarles lípidos, es decir, grasa. No secretan suficiente grasa para formar una barrera cutánea protectora y retener la humedad necesaria para su hidratación.

¡Tu piel necesita aceite! Un lavado suave con un jabón sobreengrasado es indispensable.

También puedes proteger tu piel todas las mañanas con un bálsamo a base de aceites vírgenes ricos y orgánicos.

Aquí tienes una pequeña selección para pieles secas:

¿Qué jabones elegir para la piel sensible/reactiva?

Cuando la piel está bien hidratada y protegida, los brotes son menos frecuentes y menos intensos. Lo ideal es usar jabones hidratantes adecuados para las pieles hipersensibles, idealmente sin aceites esenciales, como permiten algunos de nuestros jabones.

Aquí tienes una pequeña selección para pieles sensibles/reactivas:

¿Qué jabones elegir para la piel grasa/acnéica?

Los problemas de piel grasa suelen comenzar en la adolescencia, a veces con imperfecciones, pero no necesariamente. Para los dermatólogos, la piel grasa se considera un tipo de piel fisiológico. Es decir, las pieles grasas secretan naturalmente demasiado sebo.

Todos los inconvenientes estéticos relacionados con la piel grasa provienen de este desequilibrio cuantitativo de sebo, producido por las glándulas sebáceas en la dermis.

Para cuidar la piel grasa, es necesario purificarla con productos adecuados, pero sin despojarla en absoluto para evitar lo que se llama “efecto rebote”, es decir, una sobreproducción de sebo.

La piel grasa también necesita hidratación. No olvides hidratarla a diario, por la mañana y por la noche.

Aquí tienes una pequeña selección para pieles grasas/acnéicas:

¿Qué jabones elegir para la piel madura?

El envejecimiento de la piel es un proceso natural en todos los seres humanos. Al carecer de producción natural de ácido hialurónico, una piel madura debe hidratarse profundamente por la mañana y por la noche, después de haberla limpiado.

Para preservar al máximo tu piel y mantenerla tonificada, ahora debes optar por jabones sobreengrasados saponificados en frío, hidratantes para proteger tu piel.

Aquí tienes una pequeña selección para pieles maduras: