El compostaje: ¿por qué y cómo hacerlo correctamente?

Dentro de tu enfoque de residuo cero, ¿te gustaría empezar a hacer compost? ¡Buena idea para valorar lo que pronto dejarás de llamar “residuo”! Restos de cocina, desechos de jardín y madera forman parte de la familia de los biorresiduos, también llamados orgánicos. Antes conocidos como “estiércol de la calle” y que representan aproximadamente un tercio de nuestras basuras, ¡pueden convertirse en un nuevo “oro negro” a través de un proceso de biomimetismo! En efecto, el compostaje es un proceso mediante el cual se transforman en una sustancia similar al humus, la tierra que proviene de la descomposición natural de las plantas. A diferencia de la metanización, el compostaje se realiza en presencia de oxígeno y humedad. Además, entran en acción organismos y microorganismos. Al final, obtendrás esa sustancia conocida como compost. Sin embargo, hay rumores en torno al compostaje: dificultad para mantenerlo a largo plazo, malos olores, plagas… Así, algunos nunca empiezan y otros abandonan por falta de recibir buenos consejos. ¡Este artículo te ayudará a hacer tu propio compost de manera agradable y sencilla!

¿Cuáles son los diferentes métodos de compostaje?

El compostador en contenedor, bokashi

El compostaje en contenedor es ideal para volúmenes pequeños de residuos (máximo 1000 litros). Para el compostaje colectivo en comunidad o en la base del edificio, se recomienda usar varios contenedores. El contenedor es una caja sin fondo, por lo que está directamente conectado al suelo para atraer los organismos útiles para el proceso. Es ventajoso ya que ocupa poco espacio y está protegido tanto de las plagas como de las condiciones climáticas, lo que mantiene el calor (para un proceso acelerado, de cinco a 10 meses para un compost maduro).

Los japoneses parecen ser pioneros en el método de residuo cero, tanto con el envoltorio furoshiki como con el compostador urbano bokashi.
A diferencia de la metanización o del compostaje al aire libre, el bokashi permite una primera etapa del proceso sin oxígeno pero con la presencia de bacterias lácticas. Por eso, la primera etapa se puede hacer en el interior. La segunda etapa del compostaje bokashi es similar a la del compostaje en contenedor. ¡El compost madura en un mes! Con este método, el equilibrio de los materiales y la aireación no son elementos a los que debas prestar atención.El compostaje en montón

Este método de compostaje consiste, como su nombre indica, en hacer un montón de residuos directamente en el suelo (¡en un jardín, por supuesto!). El compostaje en montón es ideal para grandes y pequeños volúmenes. El nivel de humedad se regula naturalmente y la aireación es facilitada.El lombricompostaje

¡Este método de compostaje es adecuado incluso si no tienes jardín! Consiste en acelerar el proceso utilizando lombrices. Para este método, la oxigenación y la humectación del compost son muy importantes.Residuos para compostar, o no

Los residuos duros como las cáscaras de huevo deben triturarse previamente. Las malas hierbas y las plantas enfermas pueden perturbar el proceso de descomposición y fermentación. La carne y el pescado pueden atraer a los animales.¿Cómo lograr un buen compost?

Reglas básicas del compostaje

Las 5 reglas básicas se centran en los siguientes conceptos: humedad, equilibrio, aireación y condiciones de compostaje.

  1. La humedad de tu compost

    Tu compost en proceso de maduración debe parecer una esponja escurrida, ni demasiado seco ni demasiado húmedo. En primer lugar, no debe desmoronarse entre tus dedos y luego no debe salir líquido cuando lo presiones.
    Si el compost está demasiado seco, los organismos y microorganismos mueren, lo que marca el final del proceso de compostaje.
    Si el compost está demasiado húmedo, la aireación es difícil y pueden surgir malos olores.
    En la ciudad, los principales residuos que componen el compost son los restos de cocina, elementos hú

    medos. Por lo tanto, es necesario equilibrar el compost.

  2. El equilibrio de los materiales en tu compost

    Tu compost debe estar compuesto por la mitad de elementos húmedos y ricos en nitrógeno (restos de cocina, residuos verdes) y por la mitad de elementos secos y ricos en carbono (residuos “marrones”). Entre los residuos “marrones” se encuentran los envases de jabones sólidos hechos de papel o cartón.

  3. La aireación de tu compost

    Tu compost también debe estar compuesto por la mitad de elementos finos y por la mitad de elementos gruesos. La presencia de elementos gruesos permitirá la aireación de tu compost. El compostaje es un proceso que requiere oxígeno, ya que los organismos y microorganismos necesarios para el proceso lo necesitan. Por lo tanto, también es necesario remover regularmente tu compost, con un rastrillo o una herramienta de mezcla de compost. La falta de aireación reemplaza el proceso de compostaje por un proceso de metanización, lo que favorece los malos olores.

  4. La duración del compostaje

    Cualquier materia orgánica se descompone biológicamente. Sin embargo, la descomposición lleva más o menos tiempo.

  5. Las condiciones de compostaje

    Las condiciones en las que haces tu compost determinan el tipo de compostaje que elegirás.

¿Por qué optar por el compostaje?

Un problema ecológico

Reducir un tercio el volumen de nuestras basuras es reducir la cantidad de camiones que transportan nuestros residuos y, por lo tanto, reducir el tráfico rodado contaminante. El compostaje doméstico o local también evita la incineración de los residuos orgánicos, lo que provoca gases contaminantes. La urbanización dificulta el compostaje centralizado.
El compostaje preserva y fomenta la biodiversidad al nutrir los suelos empobrecidos en minerales y permitir el desarrollo de la fauna y flora circundantes.

Un problema económico

Según la Agencia de Medio Ambiente y Control de la Energía (ADEME), los residuos orgánicos ascienden a 62 kilos por habitante al año. Sin embargo, la mayoría de ellos se incinera. Los desechos alimentarios están compuestos por agua, nitrógeno, potasio y fósforo. Este último mineral se importa a Marruecos desde Francia por 200 millones de euros al año. Por lo tanto, es importante ser consciente del valor económico de los residuos orgánicos.

Un acto ciudadano

El 31 de diciembre de 2023, todas las comunidades estarán obligadas a ofrecer a sus habitantes una solución de clasificación en la fuente de sus residuos orgánicos.

El compostaje es un gesto efectivo para la preservación del planeta, ¡pero también para tu salud! Con este artículo, tienes todos los conocimientos necesarios para comenzar, pero no dudes en inscribirte en un curso dirigido por un maestro compostador para fortalecer tus habilidades. Para ir más allá, antes de reciclar tus residuos, es importante reducirlos, por ejemplo, utilizando cosméticos sólidos. ¡Ahora te toca a ti!

Océane N.