Aceite de albaricoque: ideas de recetas para un efecto de buena cara

El aceite de hueso de albaricoque es conocido por ofrecer un efecto de buena cara: suavizante, hace que tu piel brille. Muy utilizado en cosmética, es uno de los aceites más suaves y versátiles.

Aquí tienes algunas ideas de recetas para devolverle el brillo a tu piel:

1. Aceite de albaricoque y aceite esencial de zanahoria

Mezcla 1 cucharada de aceite de hueso de albaricoque con 2 gotas de aceite esencial de zanahoria. Aplica la mezcla en tu rostro todas las noches antes de acostarte para nutrir tu piel y reducir las manchas oscuras.

2. Mascarilla facial de albaricoque y miel

Mezcla 1 cucharada de aceite de hueso de albaricoque con 1 cucharada de miel. Aplica la mascarilla en tu rostro y déjala reposar durante 15-20 minutos antes de enjuagarla con agua tibia. Usa esta mascarilla una vez por semana para nutrir tu piel y darle luminosidad.

3. Exfoliante de albaricoque y azúcar

Mezcla 1 cucharada de aceite de hueso de albaricoque y 1⁄2 cucharada de azúcar moreno. Aplica la pasta en movimientos circulares en el rostro, cuello y escote. Para un exfoliante corporal, reemplaza el azúcar con copos de avena.

4. Atomizador de albaricoque

Mezcla 1 taza de agua y 1 cucharada de aceite de hueso de albaricoque en un atomizador. Utiliza el atomizador para rociar tu rostro después de limpiarlo para hidratar y darle luminosidad a tu piel.

¡Ahora, disfruta de un cutis radiante!

Nota: realiza una prueba cutánea en el pliegue del codo antes de usar estas recetas para asegurarte de que no eres alérgico al aceite de hueso de albaricoque u otros ingredientes.