8 recetas de exfoliantes naturales para la cara y el cuerpo

A veces, un simple cuidado facial o corporal no es suficiente para revivir la belleza de tu piel, ya que necesita ser exfoliada. En este caso, hacer una exfoliación resulta ser la solución, especialmente porque es posible prepararla uno mismo con ingredientes naturales.
Realizar una exfoliación ofrece varios beneficios: permite limpiar la epidermis en profundidad, y estimular la renovación celular. La textura de la piel se afina, y los tratamientos son luego más efectivos.

¡Descubre aquí 8 recetas para realizar diferentes exfoliaciones caseras, ecológicas y económicas!

1. Una exfoliación facial para pieles sensibles

Gommage argile rose

Si su piel es sensible, se recomienda evitar los exfoliantes químicos, ya que son demasiado agresivos. Por lo tanto, sería aconsejable optar por una exfoliación natural, para no sensibilizar aún más la epidermis.

Los aceites vegetales tienen la capacidad de nutrir e hidratar la piel del cuerpo y del rostro en profundidad. Combinados con la arcilla rosa, que tiene propiedades limpiadoras y purificantes, permiten la realización de una exfoliación adecuada para las pieles más delicadas.

Aquí está la receta a seguir para pieles sensibles:

  • Tome dos cucharadas de aceite de argán o de almendras dulces;
  • Añada la misma cantidad de arcilla rosa;
  • Mezcle todo bien;
  • Masajee su rostro suavemente evitando el contorno de los ojos;
  • Después de unos minutos, enjuague abundantemente con agua limpia y tibia.

2. Una exfoliación facial para atenuar las imperfecciones

Gommage miel

Combinar la miel con la canela es garantizar la creación de un remedio eficaz contra los granos y otras imperfecciones. La miel es un poderoso antibacteriano, capaz de aliviar las picazones y promover el proceso de cicatrización. En cuanto a la canela, tiene propiedades antisépticas.

Para preparar este exfoliante tú mismo, necesitarás:

  • Dos cucharadas soperas de miel (preferiblemente cremosa);
  • Mézclalas con una cucharada sopera de canela hasta obtener una pasta espesa y de color marrón;
  • Aplica la mezcla en tu rostro;
  • Masajea y deja actuar durante unos quince minutos antes de enjuagar.

3. Un exfoliante de coco para preparar la piel para el verano

Gommage naturel coco

Los días soleados se acercan, por lo que es útil preparar la piel para el sol. Para hacerlo, el coco es tu mejor aliado, debido a sus virtudes protectoras y calmantes. También ayuda a reducir la sensación de tirantez o sequedad.

Así, para hacer tu propio exfoliante de coco, necesitas:

  • Vertir en un bol 3 cucharadas de coco rallado con la misma cantidad de azúcar de caña (que tiene efectos antiinflamatorios). Sin embargo, si esta receta se utiliza para la cara, es mejor no usar el azúcar de caña, que podría ser demasiado agresivo.
  • Luego añadir 2 cucharadas de leche de coco y mezclar;
  • Aplicar el exfoliante en el cuerpo y enjuagar abundantemente.

Apto para pieles sensibles, esta receta asegurará la hidratación de la piel y evitará que algunas partes de tu cuerpo se descamen.

4. Un exfoliante casero para usar después de la exposición al sol

Gommage naturel coco monoï

4. Un exfoliante casero para usar después de la exposición al sol

Después de haber disfrutado del sol por más o menos tiempo, tu piel puede secarse y opacarse. Para hidratarla y hacer que tu bronceado sea más brillante y duradero, existe una receta de exfoliante fácil de hacer en casa regularmente durante el período de exposición.

Para realizar tu propio exfoliante, necesitas:

  • Tomar 3 cucharadas soperas de coco, previamente rallado;
  • Añade 2 cucharadas soperas de monoí y una cucharadita de miel;
  • Mezcla todo en un pequeño recipiente hasta obtener una textura homogénea;
  • Aplica el exfoliante en todo tu cuerpo, después de haber humedecido tu piel;
  • Masajea, deja actuar unos minutos y luego enjuaga.

5. Un exfoliante “peeling” para devolver el brillo a tu rostro

Gommage grains de concombre

5. Un exfoliante “peeling” para devolver el brillo a tu rostro

El peeling suave consiste en limpiar la piel en profundidad. Sin embargo, también es más agresivo que un exfoliante clásico, y debe ser utilizado puntualmente (no más de una vez por trimestre). Su objetivo es atenuar las marcas del tiempo y las cicatrices, cerrar los poros dilatados, y dar luminosidad a la piel.

En estética, el pepino tiene la virtud de iluminar e hidratar el cutis. Por esta razón, es el elemento principal de la receta a continuación:

  • Retire las semillas de un pepino;
  • Triture el pepino, incorporando una clara de huevo para favorecer el efecto tensor;
  • Añade media cucharadita de jugo de limón y mezcla nuevamente;
  • Aplique la preparación en su rostro;
  • Masajea con movimientos circulares durante unos minutos;
  • Enjuague con agua tibia;
  • Repita el enjuague, pero con agua fría para que los poros se cierren aún más.

6. Un exfoliante “peeling” para la cara a base de azúcar

Gommage sucre

Si desea eliminar las impurezas que opacan su rostro, el peeling con azúcar podría ser de gran ayuda. El azúcar tiene propiedades exfoliantes potentes y promueve la renovación celular.

Para realizar este exfoliante en casa, debe:

  • Verter en un pequeño bol dos cucharadas de aceite de oliva;
  • Agregar una cucharadita de azúcar;
  • Aplicar la mezcla en su rostro, masajeando suavemente durante algunos minutos;
  • Enjuagar abundantemente con agua fría.

Esta receta también es muy efectiva para pieles grasas, siempre que reemplace el aceite de oliva por media cucharadita de jugo de limón.

7. Un exfoliante salado para el cuerpo

Gommage naturel sel

Debido a sus propiedades regenerativas, cicatrizantes y tonificantes, la sal puede ser utilizada para exfoliar la epidermis. Combinada con un aceite vegetal, permite la producción de un exfoliante completo. Sin embargo, solo debe ser utilizado para el cuerpo y no más de una vez por semana (¡para no irritar la piel!).

La receta a seguir es:

  • En un recipiente, mezcle 4 cucharadas soperas de sal fina con 2 cucharaditas de aceite de oliva o de argán;
  • Obtenga una pasta;
  • Masajee su rostro de manera circular;
  • Enjuague con agua tibia;
  • Hidrate su piel.

Cabe señalar que no se recomienda esta fórmula para pieles sensibles o propensas al acné.

8. Un exfoliante para retrasar los signos de la edad

Gommage chocolat noir

Delicioso para el paladar, el chocolate es también un poderoso antioxidante. Por lo tanto, retrasa el envejecimiento de las células y la aparición de arrugas en la piel. Hace que la piel sea más elástica al tiempo que la suaviza.

Para elaborar tal exfoliante, debes:

  • Tomar 3 cuadros de chocolate negro, que derretirás en una cacerola con una cucharada de agua mineral;
  • Agregar una cucharada de polvo de almendra y mezclar;
  • Dejar enfriar y luego aplicar el exfoliante en tu rostro;
  • Masajear durante unos minutos, haciendo movimientos circulares;
  • Enjuagar abundantemente con agua limpia.

Independientemente de tu tipo de piel, en la mayoría de los casos existe un exfoliante casero adecuado. Estos remedios naturales ofrecen soluciones efectivas, sin riesgos y sin residuos. ¡Dejar brillar tu belleza mientras preservas la de la naturaleza ahora es posible, así que no dudes más!

Amandine P.