Crème solar facial: ¿cómo elegir correctamente?

Cuando llega el verano y el sol brilla cada vez más, es importante proteger la piel de los rayos UV. Pero ¿sabías que se recomienda usar protector solar durante todo el año? La cara, que está expuesta todos los días, debe ser aún más protegida. Pero ¿cómo elegir correctamente la crema solar facial? Entre las diferentes clasificaciones de protección, los ingredientes a evitar, las texturas y las marcas disponibles, a veces puede ser difícil orientarse.

¿Por qué proteger la cara del sol?

Cuidar la piel es esencial, ¡y eso incluye protegerla del sol! De hecho, los rayos UV pueden dañar nuestra piel y causar arrugas, manchas oscuras e incluso cáncer de piel. Por lo tanto, para mantener una piel hermosa y saludable, es importante usar productos de protección solar, limitar la exposición al sol y usar ropa protectora. ¡Recuerda, una mente sana en un cuerpo sano!

Aquí tienes algunas claves para elegir la crema solar facial que mejor se adapte a tu tipo de piel y necesidades.

1. Elegir el factor de protección solar

El factor de protección solar (FPS) es un criterio esencial al elegir una crema solar facial. Mide la capacidad del producto para proteger tu piel de los rayos UVB, que son responsables de las quemaduras solares y algunos tipos de cáncer de piel. Cuanto más alto sea el factor de protección, más efectiva será la protección. También puedes optar por una crema FPS (Factores de Protección Solar) que ofrezca protección solar y cuidado hidratante al mismo tiempo.

Si tienes piel clara, necesitarás un factor de protección más alto. Para elegir, puedes consultar tu fototipo de piel (ver artículo), una escala del 0 al 6. Si estás entre 0 y 3, necesitas un SPF50, mientras que entre 4 y 6, puedes usar un SPF15 o SPF30.

2. Ingredientes a evitar

Algunas sustancias presentes en las cremas solares pueden ser perjudiciales para la piel y el medio ambiente. Aquí tienes una lista de ingredientes que debes evitar:

  • Filtros solares químicos: Estas sustancias químicas, como el oxibenzona y el octinoxato, pueden penetrar en la piel y causar reacciones alérgicas o desequilibrios hormonales. Además, son tóxicas para los ecosistemas marinos.
  • Dióxido de titanio y óxido de zinc nano: Estos ingredientes se utilizan a menudo en las cremas solares minerales por su capacidad para reflejar los rayos UV. Sin embargo, pueden penetrar en la piel y causar reacciones alérgicas o efectos perjudiciales para la salud. Además, su producción puede tener consecuencias ambientales.

3. La textura de la crema solar

La textura de la crema solar es un criterio importante al elegir el producto. De hecho, una textura demasiado grasa o pegajosa puede resultar incómoda de llevar, especialmente en la cara. Para evitar este inconveniente, se recomienda elegir una crema solar ligera y no grasa, que se absorba rápidamente en la piel y no deje una sensación grasosa.

4. Las cremas minerales

En una perspectiva eco-responsable, te recomendamos elegir una crema solar natural y respetuosa con el medio ambiente. Las cremas solares naturales están hechas con ingredientes de origen vegetal o mineral, y a menudo están certificadas como orgánicas. Contienen filtros minerales como el dióxido de titanio y el óxido de zinc, que no son perjudiciales para la salud ni para el medio ambiente. Además, a menudo se presentan en envases reciclables o biodegradables.

Descubre nuestros productos solares naturales: