Filtrar

Mostrando los 35 resultados

Jabones que respetan nuestra piel y nuestro planeta

Hemos tenido el propósito de seleccionar jabones con una composición natural, dando prioridad a la saponificación en frío. Esta técnica permite una producción de jabones que quiere ser respetuosa con la naturaleza y el planeta, ya que consume poca energía y produce pocos residuos. A diferencia de los procesos industriales, la SAF (Saponificación en Frío) mantiene íntegramente la glicerina, lo que da al jabón un carácter sobreengrasado y conserva al máximo las propiedades de los aceites para nutrir e hidratar la piel.

¿Qué es un jabón saponificado en frío?

A diferencia de los procesos industriales, la saponificación en frío (SAF) es un proceso artesanal que permite una conservación máxima de las diferentes propiedades de los ingredientes. El jabón saponificado en frío es naturalmente rico en glicerina. También es sobreengrasado porque contiene una parte de aceites y mantequillas no transformados en jabón. Dos características que dan al jabón propiedades hidratantes incomparables.

La glicerina que se forma naturalmente durante la reacción de saponificación se conserva en el jabón en frío y ayudará a hidratar la piel. En resumen, el jabón saponificado en frío dejará tu piel limpia, nutrida e hidratada.